31 marzo, 2016

Las nuevas narrativas de Sherezade

Sherezade es el personaje principal que narra las historias que se relatan en Las mil y una noches. En ese antiguo libro, el rey se casa con una mujer virgen cada nuevo día, aunque esconde un terrible secreto. A la mañana siguiente, sin avisar, tiene la costumbre de casarse con otra princesa, después de decapitar a la anterior, supuestamente por ser infiel. Sherezade, hija de un visir o ministro, quiere casarse con el rey y convertirse en reina, pero no desea que la maten al día siguiente. Así que, con rapidez y astucia, inventa una estrategia inteligente.

Sherezade, gran conocedora de historias, poemas y cuentos, comienza a ejercer de narradora antes de irse a la cama. El rey, realmente fascinado con las palabras que oía, pidió a Sherezade que terminase las historias que empezaba. Ella se negó; y únicamente se comprometió a acabar cada relato la noche siguiente. Pensó que de esa manera, en lugar de ser ejecutada como las demás mujeres, su estratagema le permitiría vivir al menos un día más.

Como todo el mundo sabe, Sherezade repite la misma acción cada noche. Termina una historia e inicia una nueva, aún más emocionante y más interesante para el rey, pero se detiene antes del amanecer del nuevo día, dejando su final para la siguiente noche. Así fue como Scherezade, la primera gran narradora, salvó su vida contando docenas de cuentos a un cruel sultán, al que de paso también rehabilitó. Porque, y ahora estamos seguros, aquel hombre tan ruin debía de padecer alguna clase de enfermedad psíquica.

Algunos aseguran que la princesa Sherezade, la de Las mil y una noches, también está en las redes. Dicen que es cierto, y afirman que hoy sabe muchas más cosas que antes: escribir, publicar online, buscar fotos e imágenes, tuitear, hacer presentaciones y vídeos, resolver mapas y geolocalizaciones, etc. También cuentan que sus recursos narrativos son tan espectaculares que las historias llegan a cualquier sitio, desde Madrid a Tombuctú, desde París a Damasco. Y en esos recursos, como al principio, suenan cada día nuevas palabras mágicas: Twitter, Facebook, Whatsapp, Periscope, Linkedin, Telegram, YouTube, Instagram, Pinterest…